Shopping Cart
Your Cart is Empty
Quantity:
Subtotal
Taxes
Shipping
Total
There was an error with PayPalClick here to try again
CelebrateThank you for your business!You should be receiving an order confirmation from Paypal shortly.Exit Shopping Cart

Jorge Ramírez Caficultura desde Costa Rica

Comunicaciones Técnicas de Café

Número 116 - Junio 2020

Ramirez Caficultura desde Costa Rica

Apdo 396-3000, Heredia, Costa Rica, Teléfono: (506) 8322-2794

www.ramirezcaficulturadesdecostarica.com

Las variedades altamente productivas son desarrolladas para cultivo

tecnificado y no para cafetales que utilizan baja tecnología

Ing. Jorge Ramírez Rojas

Consultor Experto en Café

[email protected]

Desarrollo de variedades altamente productivas

El proceso de mejoramiento genético para el desarrollo de una nueva variedad de café fácilmente puede tardar 25 o 30 años. Utilizando el método genealógico basado en la evaluación y selección de materiales genéticos promisorios para disponer de una variedad estable, se requiere del estudio de unas 5 a 6 generaciones a partir de la primera selección.

Parte muy importante del criterio de selección utilizado está basado en la escogencia de las plantas más productivas, cualidad que debe ser fijada en el material seleccionado por medio de autofecundación sucesiva por varias generaciones. Después de un prolongado proceso de investigación, el resultado final que se busca obtener es una variedad altamente productiva también con atributos de tolerancia a enfermedades y buena calidad de taza.

Mediante estudios de evaluación del comportamiento de las variedades, también se determinan las necesidades de atención y manejo en cuanto a condiciones de clima y suelos más aptas, nutrición mineral y prácticas agronómicas para su mejor desempeño, aspectos que deben ser incluidos como parte de las tecnologías para el manejo de la variedad.

Liberación de las nuevas variedades de café

Una vez finalizado el proceso de mejoramiento genético para la síntesis de las nuevas variedades, los centros de investigación entregan a las instituciones cafetaleras o instituciones del estado las nuevas variedades para que éstas las hagan llegar a los productores.

Sin embargo, la entrega de las variedades por lo general no establece requisitos en cuanto al nivel tecnológico que los productores deben tener para ser beneficiarios o poder adquirir los materiales y a veces tampoco se indican los límites de las condiciones de clima y suelos dentro de los cuales se deben sembrar los materiales para que puedan expresar su mejor desempeño agronómico.

Por eso no es extraño encontrar las variedades que requieren un paquete tecnológico muy eficiente y condiciones óptimas para el cultivo, sembradas en todo tipo de terrenos, ambientes y sistemas de producción.

Estas situaciones son más comunes de observar cuando por medio de programas de fomento al mejoramiento de los cafetales, se hacen donaciones de plantas de variedades muy productivas, donde lamentablemente muchos de los productores beneficiarios no cuentan con los recursos ni las tecnologías necesarias para atender y manejar adecuadamente estos materiales.

¿Por qué las variedades muy productivas son para cafetales tecnificados?

Muchas de las variedades actualmente disponibles provienen de instituciones, empresas privadas y productores independientes y tienen como característica en común que son materiales muy productivos desarrollados y llevados a campo para su validación con el acompañamiento de un manejo tecnificado, siendo entonces que, para obtener resultados similares en las fincas comerciales, los productores deben utilizar alta tecnología en su manejo.

Tecnologías basadas en el uso de altos niveles de fertilización, altas densidades de siembra, control muy eficiente de plagas y enfermedades, manejo regulado del sombrío, podas sistemáticas y prácticas eficientes de conservación de suelos, son parte de las formas de cultivo que se necesita implementar para que estas variedades puedan expresar sus cualidades de alta productividad de manera sostenible.

Es aquí donde se refleja la diferencia entre el excelente desempeño productivo que exhiben estas variedades en las fincas tecnificadas y el comportamiento de los mismos materiales en las fincas que utilizan bajo nivel tecnológico, donde no se logra aprovechar plenamente el alto potencial productivo que tienen y que es precisamente uno de los principales objetivos que justifica todo el proceso de investigación que fue requerido para su desarrollo.

Como bien se conoce, no todos los productores disponen de los recursos necesarios para utilizar un paquete tecnológico de alto costo en la atención del cultivo, sin embargo, esto no impide que puedan continuar llevando a cabo con éxito el desarrollo de la actividad económica mediante el manejo de sistemas que demandan menos insumos agrícolas. Para esto se pueden utilizar las variedades tradicionales que han demostrado por muchos años un destacado comportamiento agronómico en muy distintas condiciones de clima y suelos.

Regresar a la sección ARTICULOS

Regresar a la página INICIO

Su guía para conocer sobre caficultura.

0