Shopping Cart
Your Cart is Empty
Quantity:
Subtotal
Taxes
Shipping
Total
There was an error with PayPalClick here to try again
CelebrateThank you for your business!You should be receiving an order confirmation from Paypal shortly.Exit Shopping Cart

Jorge Ramírez Caficultura desde Costa Rica

Comunicaciones Técnicas de Café

Número 137 - Febrero 2022

Ramirez Caficultura desde Costa Rica

Apdo 396-3000, Heredia, Costa Rica, Teléfono: (506) 8322-2794

www.ramirezcaficulturadesdecostarica.com

Poda de esqueletamiento aplicada en sistemas de cultivo tecnificado,

¿cuáles son sus ventajas y desventajas?

Ing. Jorge Ramírez Rojas

Consultor Experto en Café

[email protected]

Introducción


La poda de esqueletamiento también llamada en algunos países “poda calavera, poda de bandolas o poda de ramas”, es una práctica de manejo de tejido comúnmente utilizada en la caficultura de Brasil y que, ocasionalmente ha sido aplicada por productores de la región de Centroamérica, más que todo a manera de pruebas sin que hasta ahora este tipo de poda haya sido adoptada como práctica ordinaria de manejo en las plantaciones.


En Costa Rica la poda de esqueletamiento fue evaluada por el Departamento de Investigaciones en Café hace más de 25 años, a la vez, en algunas fincas medianas y grandes de la región del Valle Central, los productores realizaron pruebas podando lotes completos con esqueletamiento principalmente motivados por las observaciones realizadas por algunos de ellos que habían visitado plantaciones de café en Brasil.



¿En qué consiste el tipo de poda de esqueletamiento?


Se basa en utilizar la capacidad de respuesta a la poda que mantienen los nudos de las ramas laterales del cafeto en la parte de tejido agotado que permanece después de su aporte de producción. En estos nudos se mantienen yemas latentes de reserva las cuales responden vegetativamente con la producción de nuevas ramas laterales o plagiotrópicas de segundo o tercer orden cuando se realiza un corte o poda en la rama primaria (original).


Su aplicación consiste en realizar primero una poda del tallo a la altura del tercio superior de la planta para proceder después a cortar todas las ramas plagiotrópicas a una distancia de unos 30 a 40 cm del tallo o eje ortotrópico de tal forma que permanece la estructura central del cafeto casi desprovista de hojas, lo que le da a la planta una apariencia de “esqueleto”, de donde deriva su nombre.


Mediante este tipo de poda la planta se induce a rebrotar en el eje ortotrópico y en las ramas plagiotrópicas produciendo ejes de reemplazo y ramas secundarias, dejando de producir solamente en el año que se realiza la poda. Por lo general el esqueletamiento constituye un tipo de poda de transición que se aplica en cafetos que pocos años después serán sometidos a una renovación total de tejido por medio de poda baja o recepa.



Sistema de poda por lotes con esqueletamiento


Ventajas


• Favorece una intensa inducción de rebrotes que permite en pocos meses una rápida recuperación de follaje de la planta.


• El mismo año de la poda se favorece el proceso de diferenciación de tejido reproductivo lo que significa una excelente preparación de cosecha.


• Al año siguiente los cafetos van a presentar mucha producción, lo que permite la obtención de cosechas muy altas en estos lotes.


• Por lo general no se necesita realizar deshijas para la formación de plantas que van a mostrar una excelente vocación productiva con solo realizar la poda.



Desventajas


• Debido a la intensa inducción de rebrotes que se presenta y a la alta producción que permite obtener, este tipo de poda solo responde bien en lotes manejados con estrategias de fertilización muy eficientes y preferiblemente conformados por cafetos jóvenes, sanos y vigorosos.


• Requiere de lotes establecidos con distancias de siembra muy amplias entre hileras donde las plantas puedan extender sus nuevas ramas sin mayor interferencia del follaje de las plantas vecinas.


• No responde bien en lotes compactos o muy cerrados de follaje provocado por el acortamiento de las distancias de siembra o por factores climáticos que favorecen mucho desarrollo vegetativo. En estas condiciones se genera un fuerte traslape de las ramas entre las hileras de café desde el primer año de cosecha lo que limita la entrada de radiación solar necesaria para una buena preparación de tejido productivo para los años siguientes.



Sistema de poda por lotes de safra zero con esqueletamiento


El sistema de “safra zero” o cosecha cero es una variante del sistema convencional de esqueletamiento, que se ha comenzado a recomendar en Brasil y que igualmente es aplicado en poda por lotes.


Consiste en podar los lotes de cafetos que se encuentran en el año de baja producción, donde para ese mismo año no se va a obtener cosecha, mientras que para el año siguiente, el lote va a presentar una cosecha muy alta.


El otro año después de la alta producción no se maneja el lote para una segunda cosecha, sino que éste se vuelve a poda total de esqueletamiento,  se espera la nueva producción alta, se poda otra vez y así sucesivamente.


Es importante señalar como condición para que el sistema cumpla el objetivo de un manejo rentable, que el promedio histórico de producción de la finca no se vea disminuido con la implementación de estas podas.



Ventajas


• En el año de baja producción del lote que se poda, se evita el alto costo correspondientes a las actividades de recolección y postcosecha.


• Menos costo en el uso de insumos (fertilizantes, plaguicidas, etc).


• Se evita daño a la planta causado por la mecanización de la recolección (aplica solo para Brasil).



Desventajas


• Es una tecnología que apenas se encuentra en proceso de adopción en Brasil y que todavía no ha sido validada en su respuesta agronómica a largo plazo.


• Es un sistema que en sí mismo no busca lograr un mejoramiento en la producción sino mantener el promedio base de productividad de la finca.

Regresar a la sección ARTICULOS

Regresar a la página INICIO

Su guía para conocer sobre caficultura.